Cómo sacarle provecho a un año bisiesto

Me llamó la atención ver el pasado miércoles en las redes sociales la foto que publicó el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, mostrando los pases de abordar en clase económica, Bogotá- Madrid, Madrid- Zurich, con el mensaje “Saliendo para Foro Económico Global en Davos (Suiza). Clase económica es parte de #AusteridadInteligente”.

Conocimos esa foto dos días después de que el presidente Santos hiciera un llamado a su equipo de gobierno para profundizar en la política de ahorro. Que sea el hombre que maneja las finanzas el que haya empezado a dar ejemplo, no deja de tener un gran sentido simbólico de para dónde va el país este año.

La desaceleración económica en la que entró Colombia en el último año es uno de los grandes retos del 2016, junto con la lucha contra la pobreza y el fin del conflicto armado. Estos desafíos de gran tamaño nos exigen un amplio esfuerzo colectivo para implementar una política económica acertada, garantizar la inversión social, y, firmar el fin del conflicto en La Habana y legitimarla masivamente en las urnas.

Me llegan a la mente estas reflexiones a propósito del ‘Gran Foro Colombia 2016 ¿Para dónde va el país?’, al que asistiré mañana, lunes 25 de enero, en Bogotá, organizado por la Revista Semana y con la participación de grandes expertos.

Creo que hay factores que permiten pensar que a este año bisiesto se le puede sacar provecho, así el ambiente económico mundial esté un poco enrarecido y aún exista escepticismo frente a la superación del conflicto.

Por esto, no nos podemos equivocar en las medidas que adoptemos para enfrentar estos escenarios. Sin duda, tendremos que hacer grandes esfuerzos para salir adelante en esta carrera de obstáculos a toda marcha.

Empecemos por lo económico. El 2015 cerró con una inflación del 6,77 por ciento, la más alta de los últimos 7 años; el precio del petróleo sigue en picada llegando casi a los 30 dólares el barril, el más bajo de los últimos 12 años. Para completar ese panorama, el dólar se mantiene por las nubes. Hoy bordea los 3.300 pesos y con tendencia a subir más.

El Gobierno sabe que tiene que ir a fondo. Ahorrar sirve, pero no es suficiente e, incluso, puede ser contraproducente cuando se detiene el gasto, pues se puede afectar la demanda.

Por esto, debe analizarse con mucha seriedad la estrategia para estabilizar la economía colombiana, de tal manera que no paguen justos por pecadores. Es necesario abordar de frente los grandes problemas con miras a aumentar el recaudo sin afectar la inversión ni el crecimiento de la economía. La cobija con las medidas económicas no nos puede quedar chiquita, debe ser equitativa, eficiente y suficiente.

También necesitamos audacia y liderazgo empresarial. Con un dólar por encima de 3.000 pesos, debemos aprovechar para diversificar la oferta exportable y para beneficiar la producción nacional, debido a la pérdida de competitividad de los bienes importados.

La estrategia económica debe despejar el peligro que amenaza a los más pobres y proteger las inversiones en infraestructura. Soy un convencido de que la tarea suprema del estado social de derecho es superar la pobreza y la inclusión social. Sería imperdonable desamparar a los más pobres de nuestros campos y ciudades en una coyuntura como esta, porque mientras haya hambre no tendremos un desarrollo verdadero.

En cuanto a la paz, las partes que negocian en La Habana deben actuar con grandeza y pensar en el futuro de las nuevas generaciones, que no merecen nacer en medio de la guerra como nos tocó a la inmensa mayoría de los colombianos. Con voluntad política se podrá llegar a la firma del acuerdo este 23 de marzo.

Luego de la firma vendrá una tarea monumental: la refrendación y la implementación. Será un debate intenso que zarandeará los acuerdos y en el que tendremos que decidir sin populismos. Nuestro país se está transformando y las transformaciones generan la incertidumbre del ganar o perder. Nuestro amor por Colombia debe ser más fuerte que la violencia, que el miedo a soñar un país con justicia y que las borrascas de la economía. Este es el año de fortalecernos como nación.

Comentarios

8 Comentarios
  1. Escrito Por:
    Silvia
    Ene 24, 2016 Reply

    Creo que mientras el gobierno no destine recursos importantes para invertir en investigación y desarrollo tecnológico, las empresas TIC se verán muy afectadas por el alto coste del dólar. Tienes alguna estrategia para las empresas TIC, que se verán muy afectadas este año por el coste del dólar?

  2. Escrito Por:
    Sandra milena salas de castillo
    Ene 24, 2016 Reply

    Ejemplo a seguir para todos los jovenes que estan formandose academica y laboralmente. Constancia, dedicacion y fortaleza. Adelante mi querido dr.

  3. Escrito Por:
    Johan Christian
    Ene 24, 2016 Reply

    Ruchard, me encanta la idea de este Blog y los temas que quiere proponer, sin embargo, mi opinión ya que se me permite expresarla, es que el titular parece que fuera a hacer énfasis en lo que las personas en su vida cotidiana pueden hacer este año para sus temas económicos domésticos y al leer el artículo se trata es de temas de macroeconomía que finalmente son muy importantes para las personas que tienen la posibilidad de tomar decisiones en estos temas. Por lo tanto, siento que estoy leyendo un artículo que me deja en las mismas, pues a pesar de ser economista y entender algo de los temas aqui tratados, me quedo faltando resolver la pregunta audaz del título del artículo.

  4. Escrito Por:
    Julio Acelas
    Ene 24, 2016 Reply

    Seria interesante y propositivo, aportar sobre su experiencia de gobernanza en Santander; logros, errores, lecciones, vacios y dificultades. Ante el triunfo y avance de proyectos alternativos, es posible gobernsr sin arreglos “clientelistas”? Un abrazo..

  5. Escrito Por:
    Angela Gualdron
    Ene 24, 2016 Reply

    Es muy importante reconocer que a pesar de las dificultades se deben garantizar los derechos minimos de los mas necesitados y no dejar de lado la inclusion social

  6. Escrito Por:
    Francisco de Paula Villalba
    Ene 24, 2016 Reply

    Aprovechar el proceso de paz y la justicia transicional para importar capitales ubicados en paraísos fiscales y ofrecer bonos del estado para limpiar capitales y colocarlos en el flujo de los capitales con los que se realicen las obras de infraestructura nacionales y no seguir vendiendo empresas para adquirir recursos. Con la llegada de estos dineros la tasa de cambio disminuye y se pueden importar bienes de ´producción. Si perdonamos a unos podemos hacer lo mismos con otros y construir un nuevo país con bases firmes y conciliadora.En que los demás países opinen no nos debe acobardar, así como ellos no les ha interesado la opinión de nosotros.

  7. Escrito Por:
    Esperanza Mancilla
    Ene 24, 2016 Reply

    Considero importante que se tenga en cuenta a la clase media de nuestro pais, por si seguimos quedando afectados, pregunto quien sostendra a Colombia? Los pobres ? Con que? Los mas poderosos como? Esto es un aporte de todos incluso ” los pobres” que aveces son mas convenientes para no aportar y siempre recibir.

  8. Escrito Por:
    aura mercedes
    Ene 26, 2016 Reply

    si estoy de acuerdo que para solucionar los grandes problemas hay que comenzar por los problemas pequeños. esto también es un compromiso de todos solo dos o tres no van a lograr transformar la situación o solucionar una problemática que nos corresponde a todos.me duele mucho esta realidad pero vamos en decadencia.

¿Cuál es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nuestras mejores Fotografías

Te invito a interactuar y mantenernos en contacto a través de Instagram

Sígueme en Instagram